jueves, 19 de julio de 2018

RTVE O RTVE

La curiosa degeneración de RTVE alcanzó su cénit en torno al 2010-2011. Dos  presidentes consecutivos, Luis Fernández y su delfín Alberto Oliart, consiguieron poner el amiguismo y el nepotismo en  las máximas cotas históricas de la Corporación. Mientras tanto se ejecutaba un ERE obligatorio, pues si no lo aceptabas te condenaban al archivo del señor K, equivalente de las galeras.  Al mismo tiempo florecieron los contratos, casi siempre para amigos y a menudo también para sus parejas, pues mejor dos entradas que una en  una casa moderna. Y también fueron nombradas sobrinas y  favorecidos otros parientes cercanos y medio lejanos. Muchos directivos de RTVE se trasvasaron a productoras o a otras cadenas nacionales para hacer más o menos lo mismo. Así en época de Zapatero se acabó la esperanza de hacer una televisión pública a la europea, por ejemplo al estilo de la RAI, de la BBC, o de la Sveriges Radio, por la que algunos  pocos luchamos antes de que terminara la dictadura. Sin embargo el merengue siguió creciendo hasta que tras las lógicas dimisiones de Fernández y Oliart se abrió el gran espectáculo: los once miembros del Consejo de Administración de RTVE ocupaban el cargo de Presidente durante un mes. Era la felicidad para ellos. sus familias, y  parte del hemisferio occidental: coche con chófer, tarjeta de crédito de algún color, y armonía entre los implicados. Las altas esferas en España volvieron a girar con la habitual jovialidad. Luego vino el PP y se quedó, como suele hacer el gobierno de turno, con el botín de RTVE.
Tal vez terminen un día las listas negras,y  amiguismos y nepotismos, el gran merengue. La tarea en cierto modo recuerda a la que había antes de 1978. Es lo que decía Vico, y recordaba Lévi-Strauss, los corsi y ricorsi, los periodos que se corresponden a otros ya acaecidos. Cursos y recursos. Romper esa inercia sería positivo por inaudito.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com

domingo, 24 de junio de 2018

LA CHICHARRERA

Ya llegó la ansiada chicharrera, la pacificadora anual de las pulsiones patrias. Es tiempo de escapar a algún sitio fresco, y si no el televisor ofrece su generoso pan y circo, balón y melón. Y Cánovas y Sagasta redivivos reclamando un nuevo Pacto de El Pardo, como el que arreglaron en 1885 para mantener la monarquía de Alfonso XII, tan agonizante como el monarca. Conservadores y liberales  se alternaron en el poder, así como sus militantes y allegados, y compartieron su sustancia, la peseta mágica, con todo el fair play que permitía la época y su carácter. En nuestros días ha llegado el verano y llama la atención cuánto odio no debió haber en España para que empezara la guerra civil del 36 en plena canícula. Ahora se modulan las crisis abriendo el abanico. Ciertos moldeados endocrinos, realizados según Lévi-Strauss en restos de Homo habilis, demuestran que el lenguaje humano ya estaba formado hace más de dos millones de años. Y sin embargo aquí, y más con el calor, cuesta que la gente hable y sobre todo se entienda, como si fuésemos. ya no contemporáneos en el perímetro ibérico, sino extraterrestres los hunos para los otros.

www.otrospueblos.com
www.luispancorbo.com

sábado, 26 de mayo de 2018

BUCLE DE ESPAÑA

España no es que haya entrado en un bucle sino que ella misma lo es. Los mayas atrapaban el tiempo con unas ruedas donde se repetían los días con su  igual cariz que antaño  Aquí el bucle permite repetir siempre la  jugada, los códigos y el salchichón, pero no se resuelve nada porque el objetivo no es ese.  En el sistema instaurado en la transición, y que ha acabado por encallar, lo que se espera es  lo mismo de lo mismo. El bucle tan santo como el uroboros. La pescadilla patria que se muerde la cola. Para salir de eso y hacer una cuenta larga, saneada, prometedora, igual habría que querer cambiar de verdad.  Regenerando más que reseteando un poco y  vuelta a lo nuestro, más pan, amor y fantasía.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com

sábado, 21 de abril de 2018

REGENERACIÓN O PRIMAVERA

Ahora que parece haber llegado la primavera a España se habla menos de regeneración.  De la reacción, sí, esa es constitutiva. Pero ¿la rgenera...qué? ¿Cómo las fuerzas vivas van a perder  algún tiempo en esas bagatelas? Es cierto que hubo un brote de  ánimo para cambiar las cosas, con los nuevos y viejos partidos , y con todas las castas mostrando un poco de deseo de ablución. Pero eso ha sido arrollado por la implosión de los problemas de fondo y de siempre. De modo que se regenere la encina bellotera, que buena falta le hace. Quizá la salvación venga del movimiento pensionista, más vital que el de la madura masa en activo y el de la juventud parada o a punto de ser parada en seco Claro que  es falsa la prioridad que se quiere dar a los factores económicos. A ese clásico 'espantajo harapiento', según Marvin Harris, pues no sólo  de lubina salvaje vive el hombre. Salvo aquí, donde un buen espantajo a la parrilla ayuda a llevar la primavera. Y la próxima estación.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com  

domingo, 18 de marzo de 2018

LA REENCARNACIÓN Y LAS PENSIONES

Los pensionistas españoles no quieren lógicamente morirse tan jóvenes, pero tampoco que el gobierno les tome por tontos. Se les acusa de estar manipulados. Otra vez hay una mano negra en España y es de alguien de aquí. no de un envidioso extranjero del tiempo de Felipe IV. ¿Será que los pensionistas, que se atreven a salir a la calle aunque llueva, son portadores de una  nueva conspiración judeomasónica? Es asombroso que protesten tanto si se les ha dicho por carta que la economía española va viento en popa,  o sea, al 0,25% para ti y al 250% para mi.  ¿De qué se quejan si están vivos por la gracia de  la Seguridad Social?  Pero, claro, la pesadilla de la Seguridad Social no es la justicia social, sino la reencarnación. ¿Y si vuelven otra vez a la vida los pensionistas españoles? ¿Cómo podemos colocar  entonces a nuestra parienta, a nuestro cuñado, a nuestro feligrés y  a nuestro socio y menda de toda la vida? No hay derecho.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com

domingo, 25 de febrero de 2018

LA INERCIA: RUMBO DE ESPAÑA

La inercia está bien para un rato, no para un país y siempre. En la inercia española pasa que los cuerpos, como se sabe,no tienen la capacidad de modificar por si mismos el estado de reposo. Cataluña, vuelva usted mañana. Pensionistas, ¿de qué se quejan si aún están vivos? Jóvenes, ¿es que no os gusta trabajar en Laponia o en Australia? Respecto a los parados y trabajadores con contratos precarios sólo son la parte emergente del gran iceberg, lleno de hielo y satisfacción,que casi no se nota que navega. El  antropólogo Malinowski  reunió en una tabla, que no era la de la Ley, cuanto creía que resumía las necesidades individuales, "siete necesidades  básicas,  biopsicológicas....", como las glosó Marvin Harris admitiendo posibles enmiendas. Pero la tabla de las siete necesidades, que Malinowski no fue a recibir precisamente al Sinaí, se compone de: Nutrición, reproducción, cuidados corporales (habitación y vestido),  seguridad  (protección y defensa), relajación (sistema de actividad y reposo). movimiento (actividades y sistema de comunicación), crecimiento (entrenamiento y aprendizaje). La inercia reúne todo eso y más: los cuerpos están inertes, mejor si en una playa tomando sangría, viendo memes y memeces, y satisfechos por todo el pasado y el presente nacional. ¿Y el futuro? El futuro echa mucho polen.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com

domingo, 21 de enero de 2018

EL AÑO DEL CANSANCIO

Parece que España ha entrado en el año del cansancio. Y el tema de Cataluña cataliza ese
sentimiento, el más vulgar. ¿Cómo ha de cansar una cuestión tan grave y sentida? Sin embargo abundan quienes dicen que no pueden más de las noticias que eso genera, así como no son pocos quienes dicen no poder más de que no se les  comprenda al otro lado del Ebro. Y así resurge y se enquista el inveterado cansancio español, algo que no se manifiesta por ejemplo en los torneos de fútbol, ni en la mancha de aceite de la corrupción, ni en las fiestas patronales, ni en el deseo de unos puentes infinitos, previos a las vacaciones perennes. El cansancio genera sueño secular, ausencia de crítica y mucha falta de estima propia y mutua. No era así hace más de un siglo cuando el sentimiento de diferencia, incluso de separación, estaban tan incubados como ahora, y sin embargo había inteligencia en el dialogo. Los mejores escritores e intelectuales españoles viajaban a Cataluña, tenían amigos catalanes, admiraban la cultura, lengua y maneras catalanas. Y había una naturalidad y un respeto sentido por la diferencia. Fue el caso de Unamuno, de Pérez Galdós, de tantos.  Sotelo Vázquez recuerda en "Viajeros en Barcelona"(2005) que Azorín  lo tenía claro considerando a Cataluña, en un juvenil artículo suyo en El Progreso"...tierra de  grandes alientos e iniciativas, donde se siente la belleza y se trabaja por la justicia". Ahora en cambio gana el cansancio.


www.otrospueblos.com
www.luispancorbo.com