viernes, 8 de enero de 2016

HIPOCRESIAS POSTELECTORALES

Ya estamos en un nuevo año, y en un nuevo tiempo de máscaras, o de hipocresías, si se prefiere. Uno se queda asombrado cuando ve que en España hay quienes intentan hacer un gobierno básico PP-PSOE tras lo que se llamaron sus dos líderes en vivo y en directo. ¿Llega la máscara hispana hasta ese punto de simulación? Ese postrer coletazo del bipartidismo hispánico apenas representa a la mitad del electorado, pero en ello estriba -dicen- la salvación de la patria. O sea, de la pasta tanto fija como giratoria. ¿Y qué pasa con el otro 50 por ciento del espectro electoral español? ¿Ellos no existen o no tienen derecho a salvar una silla de enea? Los indios tukuna, estudiados por Lévi-Strauss, pensaban que las mariposas podían ser maléficas, especialmente esas tan grandes y azules como las Morpho. Aunque las libélulas rojas tenían un papel más sutil, permitiendo a Cimidyuë, la heroína, cruzar el río, regresar. "O sea que Cimidyuë había atravesado el agua sin saberlo".
Mariposas azules, libélulas rojas, y un río. Feliz año a todos.

www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com
      

8 comentarios:

Patricia dijo...

Buenos días,

Ya decía Maquiavelo “las situaciones extraordinarias, requieren medios excepcionales, fuera de las normas”, siempre por supuesto por ese mal llamado bien común que en la mayoría de las veces no justifica los medios, aunque algunos así lo intenten aclarar tras sus particulares mascaradas de invierno.

La definición de mariposa que nos ofrece el escritor Covarrubias no parece ir muy desencaminada en este caso, pues nos dice que “es un animalito que se cuenta entre los gusanos alados, el más imbécil de todos los que puede haber. Tiene inclinación a entrarse por la luz de la candela, porfiando una vez y otra, hasta que finalmente se quema”, y que podemos decir de las libélulas o sacagüeyos o sacaojos, pues que en estos lares no tiene un papel muy heróico, ... -¡no las miréis fijamente os pueden sacar los ojos!, nos decían de pequeños nuestros abuelos cuando íbamos a las fuentes a por agua, pues ya se sabe que este animalillo usa el camuflaje en su movimiento y prolifera al amparo de las zonas húmedas.

Continuando con el autor de “El Principe”, se cuenta que tuvo un sueño poco antes de fallecer en el cual, se encontraba con una turba de mendigos, una voz le dijo que eran los bienaventurados, pues los pobres heredarían el cielo. Continuando su camino se encontró con un grupo de eruditos, como Platón y Tácito, que discutían de política entre varias cosas, la misma voz le indicó que eran los condenados pues la sabiduría es la enemiga del mundo. Sin embargo Maquiavelo confesó que prefería estar con los segundos.

Pero, que sucede cuando la turba llega al ágora de los eruditos, y los eruditos deben bajar a la turba, pues tendremos que esperar a próximos sueños, que esperemos no se transformen en pesadillas.

Un saludo, y por supuesto Feliz año.
Patricia

Luis Pancorbo dijo...

¿Cuándo, Patricia, esa elaboración tuya aggiornata de mitos y etnografías astures? Fantástico lo que cuentas a nivel personal, pero que es al mismo tiempo puramente etnográfico, del sacagüeyos. O la libélula, tan ambigua ella en tantas culturas. El nombre mítico de Japón es Akitsu y significa libélula (Akitsu Shimu o el País de la Libélula). Nada más lejos de la fragilidad.
Como tampoco era nada frágil Maquiavelo: la sabiduría no es enemiga del mundo, sino la ignorancia. Sin ir más lejos la ignorancia es la verdadera enemiga de la patria, o lo que algún día se reconstituya en España. Simplemente sería bueno que eso fuese un hogar variado y confortable, sin tanta hipocresía para ocultar las vergüenzas. Y a ser posible un hogar no corrupto porque de lo contrario ya estamos cansados.
Feliz 16 y el abrazo
L.

Benito dijo...

Parece que seguimos un nuevo año en nuestra Factoría de Sueños, lo que tal vez necesitemos, sea más Powdermaker para realizar lúcidas descripciones y ponernos ante el espejo.

Las escuelas deben permanecer con los comedores escolares abiertos durante las vacaciones escolares, ¿realidad o ficción? En este milenio parece que depende de quién lo explique. También en otros milenios se dieron retratos irónicos de la sociedad del momento, mostrando sus vicios y posturas hipócritas aunque, por ejemplo, el Lazarillo de Tormes, por supuesto, no se parece en nada a nuestra sociedad actual. Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga como afirmaba Quevedo. Tampoco la España de Quevedo se parece en nada a la actual, claro que no tiene ninguna validez aquello de que poderoso caballero es Don Dinero.

¿Cuáles son nuestras mariposas maléficas?¿Qué libélulas nos permitirán cruzar el río? Tal vez mirar al pasado nos ayude a encarar el camino. Como nos legó Lévi-Strauss: “… las condiciones naturales no se experimentan. Lo que es más, no tienen existencia propia, pues son función de las técnicas y del género de vida de la población que las define y que les da un sentido, aprovechándolas en una dirección determinada…”

Un saludo,
Benito

Luis Pancorbo dijo...

¿Cuándo, Benito, tu libro de elaboración crítica de estructuras antropológicas a la luz de la España actual? Lo esperamos. Volviendo a las mariposas Morpho, que son muy malas y azules para los tukuna. Su connotación maléfica no es solo inventada: "Criatura de los brujos y del Espíritu del mal... [la mariposa] prepara la malaria en una calabaza y la extiende por toda la comarca". No eran solo los tukuna. Los cubeo pensaban lo mismo de esas mariposas de grandes alas azules: "Cuando un brujo prepara un veneno mágico para matar a una víctima a distancia la mariposa Morpho surge y revolotea alrededor de la olla. En el preciso instante en que cae y muere escaldada, la víctima expira también". Dato que Lévi-Strauss tomó de Goldman.
Aquí, en este año nuevo de España, mariposas azules y libélulas rojas quieren quedarse con el poder de la olla, y la cuestión es ver con quien se alían para la manduca. ¿Y los comedores escolares abiertos en vacaciones para los niños españoles hambrientos? Eso no existe, naturalmente: un niño español hambriento es por supuesto una criatura de ficción. Porque el espejo solo devuelve y disimula la grasa propia. Será eso.
Feliz año también, Benito, y el abrazo
L.

juan de la cruz471 dijo...

Feliz año a todos; y lo primero saludar el recién publicado libro de Luis en el Fondo de Cultura Económica. He podido ojearlo, (ya tiene menos sentido el otro verbo con h) en el PDF en que nos desvelan algunas páginas. Me recuerda a los bestiarios, el mas famoso el de Cortázar: esto es un geografiario. Claro, que su lectura, como la de los bestiarios, requerirá de muchos reposos y digestión lenta. Es que a pesar de lo que creíamos que sabíamos Luis siempre nos sorprende ensanchando el mundo.
En cuanto al tetrapartidismo, es solo un dilema del PSOE, que es la chica con la que dos hombres rijosos tienen que bailar, porque si no no hay baile.
Si hay que repetir las elecciones, deben pensar que perderán más votos todavía de los que perdieron el 20-D, pero si el PSOE baila perderá su honra porque, o definitivamente "fusiona" la casta o definitivamente se tira al monte. La consecuencia es que perderá muchos más votos en el futuro- como las que bailaban agarrao en los años cuarenta en mi pueblo. "Date por jodida", como decía el chiste. Aunque lo suyo es aprender a colaborar, consensuar y hacer la definitiva reforma educativa estable. Un abrazo.

Luis Pancorbo dijo...

Gracias, Juan, por tu comentario sobre el Mapamundi, y también feliz año, uno que se anuncia borrascoso en este país. A uno le parece que si no se diera un paso hacia la reconstitución (ya no solo regeneración) de este país, van a ser muy cansinos y hasta inútiles los juegos de las posibles coaliciones. Aritmética para el hambre de mañana, porque las cosas no se solucionan con las solas ganas gatopardianas. En cambio ya se esgrime una amenaza, la vieja amenaza contra los españoles, y es la del miedo. En este país hay que sentir periódicamente miedo para agachar la cabeza. Un pueblo que encarceló siquiera brevemente a Fernando VII en el Palacio de la Aduana, sito en la Plaza de España sin número de Cádiz. también gritó Viva las cadenas y repuso a aquel Borbón como si fuera el emperador Augusto. Eso no parece obedecer a un ADN democrático, tal vez sean resabios cabileños, mixturas de tantas etnias y culturas que no han logrado con los siglos llevarse todo lo bien que necesita una sola nación. Y así han llegado, prácticamente intactos, todos los nudos al peine, que dicen en Italia. Hay que volver a la peluquería, no vamos a ponernos en plan de Reina de Alicia y decir que les corten la cabeza. Pero, ¿a quiénes?
Un abrazo
L.

John Enki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
John Enki dijo...

Estimado Sr. Pancorbo.
Vaya por delante mi enorme admiración por usted. Soy admirador suyo desde las épocas de la serie "Otros Pueblos", que seguía puntualmente.
Me presento; soy José E. Balabasquer López, arquitecto y ante todo un ciudadano español, que se siente privilegiado por la inmensa suerte de haber pasado su infancia y adolescencia por esos mundos, concretamente en la antigua Guinea española y más concretamente en la isla de Fernando Poo.

No deseo robarle su atención, salvo lo imprescindible para el siguiente asunto:
Viendo uno de sus programas de “Otros Pueblos”, podría ser en los ochenta, me encontraba afanado en mi casa durante la publicidad, cuando, de repente, oí el canto de un pájaro en la televisión, que llevaba grabado en mi cerebro muchos años y que también hacía muchos años que no escuchaba. Por resumir, aquel programa mostraba el modo de vida de los nativos bubis de la isla de Fernando Poo, y la secuencia concreta transcurría en Moka, parte montañosa de la isla a 1500m de altura.
Me quedé embelesado con el resto del programa y, ese fin de semana, pude leer en algún dominical que no recuerdo, un artículo suyo al respecto.
Cuando lo leí, mi vista se nubló de la emoción por sus palabras. Sería muy largo de explicar, pero en resumen:
He terminado de escribir un libro sobre mis experiencias vitales en la isla de Fernando Poo, desde 1950 a 1968. En él, he querido rendirle un modesto homenaje, porque se lo merece, es de justicia y me venía como anillo al dedo en un pasaje sobre Moka.
Y así, he insertado como imagen en el libro, un escueto recorte de sus palabras emotivas y certeras sobre el valle de Moka en aquel artículo. Obviamente citándole como autor.
La cuestión es, preguntarle si tiene algún reparo al respecto, y que, en caso de conformidad me lo pudiera confirmar por mail a mi correo:
jbalabasquer@gmail.com
Verdaderamente, es una lástima, no ver por ninguna parte en su profesión, al menos yo, un relevo digno de su calidad y la de algunos otros. Pero me consuela el hecho de que, siempre, lo bueno perdura, y antes o después llega a todos los rincones y a todas las sensibilidades. Por una razón muy simple, porque estoy seguro de que usted fue feliz haciendo aquellos reportajes, y eso se transmite siempre al observador.

Un afectuoso saludo