domingo, 13 de febrero de 2011

TODOS SOMOS EGIPCIOS

"Nosotros somos egipcios, vosotros sois egipcios", decían los manifestantes a los soldados en El Cairo. "Todos somos egipcios", dicen ya en Argelia, en Yemen... ¿Y en Marruecos? No, ahí no. ¿Y en España? ¿En España o en Al Andalus? España es diferente. Hizo la transición y los egipcios deben aprender de ella, eso dicen algunos ignorando que en Egipto era y es universal el baksís (mordida, corrupción, lubricante político, familiar, institucional), y en España eso es sólo un daño colateral. La Televisión egipcia cambió de la noche a la mañana del mensaje de Mubarak al de la revuelta, igual que en España TVE un día era franquista y al otro día lo mismo, y según sea el mandamás y sus nada orteguianas circunstancias. Porque España es diferente. No tiene una Ciudad de los Muertos, el cementerio cairota de la meseta de Muqqatam, donde gente que gana un euro al día vive en los viejos sepulcros. La gente allí te recibe con una sonrisa. Aquí lo que se estila es el sepulcro blanqueado, ver los toros desde la barrera y decir que lo del baksís no es universal, ni mucho menos. Eso sí, "todos somos egipcios".

otras informaciones y sugerencias:
http://www.luispancorbo.com/
http://www.otrospueblos.com/

4 comentarios:

Benito Fernandez dijo...

Efectivamente Luis, en estos días en los que parece que se mueven las cosas en Egipto, Túnez, ... es necesario recordar el gatopardismo, "si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie".
Muchos egipcios y otros muchos que no lo son también temen el gatopardismo.
En esta nuestra España, creo que de algo nos suena, aunque solo sea por una novela y una maravillosa película.

Saludos
Benito

Luis Pancorbo dijo...

No hace mucho, Benito, pude visitar el palacio de Santa Margerita in Bélize, y otros lugares lampedusianos en Sicilia. Sitios geniales sobre todo para ver en primavera, empezando por Palermo. Tomasi escribió poco, pero entre ese poco el Gatopardo
es insuperable, en especial con el conocimiento que demuestra su frase sobre cambiar. ¿Cambiar Sicilia, o Italia? ¿Cambiar Egipto en su raíz? ¿Cambiar España tras la última dictadura? Hoy no sé qué partido de fútbol dan.
Abrazos
Luis

Patricia dijo...

Buenas tardes,

Aquí, ya nos hemos acostumbrado a una "especie" de potlatch al revés, en el que "el donante del festín se queda con la carne y la manteca, y los huesos y las tartas estropeadas son para otros"… y mientras…esperando el cargo.

Saludos,
Patricia

Luis Pancorbo dijo...

Como bien dices, Patricia, el potlach debería ser al revés: causando la ruina del que quiere mostrar con ostentación su riqueza y estatus. Por eso el anfitrión del potlach hace grandes banquetes y regala a sus invitados desde pieles y salmones a canoas de cedro... Así se arruinaban los indios de la Costa del Noroeste de Canadá. En España hubo una época más de potlach, cuando el pelotazo y la ostentación en casas y coches... Eso sigue aunque algo atenuado por la crisis, tal vez disimulado, o con perfil más bajo, como ahora se dice. El asunto es que algunos quieren parecer neo-alemanes, no en productividad y saneamiento público, y uno cree que España tiene más que ver con sus vecinos del sur. Por motivos culturales, claro, y más que eso.
Saludos cordiales
Luis