jueves, 4 de febrero de 2010

BOSQUIMANOS Y DIAMANTES

Uno tiene simpatía por Truman Capote, y por cómo escribe ("A sangre fría", "El arpa de hierba", "Desayuno en Tiffanys"...) y más desde que le entrevisté en Madrid. Y por supuesto me gusta Audrey Hepburn en la película basada en el libro de Capote "Breakfast at Tiffanys". Ahora resulta que las joyerías Tiffanys financian pozos de agua para uso de las fieras en el Kalahari, y entretanto se expulsa a los bosquimanos, puesto que en su desierto del Kalahari Central hay diamantes. Otro círculo que se cierra. Survival International acaba de hacer lógicas protestas ante las joyerías Tiffanys desde Nueva York a Madrid. Qué menos, y cómo cambia el mundo pensando en Audrey Hepburn con la guitarra. Mientras, en RTVE, la protesta es con concentraciones sonoras ante las puertas de los que mandan para pedir que se ponga coto a los abusos. Así va la sordera del mundo.

Otros enlaces en:
www.luispancorbo.com
www.otrospueblos.com

4 comentarios:

Benito Fernandez dijo...

Estimado Luis

Por este mundo, desgraciadamente no sólo sordera también ceguera y hasta cosas mucho peores. En unos lugares son los diamantes en otros es el petróleo, la madera, quien sabe que en cada ocasión, tiempo y lugar pero desgraciadamente siempre pierden los mismos hombres. Al final tengamos esperanza en encontrar algún rayo de luz que no nos ciegue.

Saludos
Benito Fernández

Eduardo de la Fuente dijo...

No se escucha ni se oye. La palabra diálogo se ha convertido en algo carente de contenido. Se ha hecho del diálogo un eslógan político, no una herramienta para conseguir acuerdos.

Vivimos en un mundo en el que hay una clara disociación entre lo que sucede de verdad y lo que ven, o quieren ver, algunos.

Desconocía el caso de los bosquimanos que cita pero tampoco me asombra. Si nos comportamos así con los pobres africanos que anadie parece importarle qué no haremos con nosotros mismos.

Un saludo

Luis Pancorbo dijo...

Estimados Benito y Eduardo: dais en la diana: sordera y ceguera del poder, eso pasa aquí y en el Kalahari.
Es como una historia que se repite:
El bosquimano no entiende nada. Está en el desierto (el Kalahari Central de Bosuana) y le quitan el acceso al agua. Le obligan a ir a un suburbio, le dan un pantalón viejo y le ponen a trabajar. Coge un dinero y se lo funde en el bar. Ya está hecha la operación: el Kalahari Central se destina a fauna (se hacen abrevaderos para las fieras) y en algunas partes, donde hay diamantes, se pone una mina. Operación redonda.
¿Y entre nosotros? A unos les jubilan a los 52 años, a otros a los 67 años, a otros a los 70, a otros jóvenes se les niega un trabajo correcto después de su esfuerzo.
Unos cotizan 15 años para la pensión, otros lo harán 25, otros cobran el paro, otros la economía sumergida, y los parlamentarios con ocho años de cotización la máxima pensión. Y si los que mandan tienen una prima pues la colocan a mayor gloria de la patria, de Lepanto, y de lo que sea para la bolsa individual. Suma y sigue. ¿Y la justicia? ¿Quién la recoge con cucharilla de los suelos?

Manuel Certal dijo...

Entrevista con Claude Levi-Strauss (1972)
Oración de relativo
Luis Pancorbo
Otros Pueblos

El siguiente enlace es la primera de seis partes de la entrevista,las siguientes partes las teneis en los “videos relacionados” que aparecen a la derecha del enlace de la página de Youtube.

http://www.youtube.com/watch?v=Eejygz_3vpI

Saludos desde Arbo para todos.