domingo, 20 de noviembre de 2022

OCHO MIL MILLONES

Ya somos ocho mil millones de habitantes en el planeta. Enhorabuena a todos los que vivimos. No somos “unidades con base de carbono”, como dicen las máquinas vivas de los humanos en Star Trek. Otra cosa es que la democracia y la igualdad escasean en Oriente y Occidente, al igual que el agua y el trigo. Gas hay de sobra, a precio de oro, claro. Los españoles, con baja natalidad, hemos recibido una inyección con la hinchada catarí contratada para cantar: “Yo soy español, español…”  Hay superpoblación, pero Malthus no tenía razón: queda margen para procrearen el metaverso. Hay guerra inflación y virus, contaminación y estancamiento. Pero no escasean las mamandurrias y afines. Al menos Einstein acertaba: “En tiempos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Entonces vamos al cielo. A la orden, almirante Kirk, James Tiberius Kirk.

 

 www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com 

viernes, 28 de octubre de 2022

NUEVAS CALABAZAS DEL MUNDO

 

Y llegaron las calabazas que nos da este momento del mundo. No son las eléctricas del Halloween, sino las rellenas de inquietudes por la inflación, la guerra, y la pandemia solapada. El año acaba ahora, según la apreciación de los viejos cultos célticos. En España con menos aceitunas y más flacas. El cambio climático igual dura por toda la presente generación de humanos, siete mil millones mirando al cielo. El Homo Sapiens sabe lo que hay que hacer, a diferencia del mamuth. Es mejor no temer tanto miedo como en Finlandia y en Polonia agotando las pastillas de yoduro potásico en las farmacias.  Eso no cura un desenlace nuclear. Es absurdo, además, que se produzca. Por eso conviene sonreír. En la Casa de México en Madrid han puesto un altar monumental presidido por una festiva calaca, un elegante esqueleto, bajo los augurios de Frida Kahlo, la gran pintora, y una cascada de velas y cempasutchiles, las anaranjadas flores de los vivos, porque los muertos, por mucho que se empeñen algunos, nada ven.

 

 www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com

 

 

viernes, 23 de septiembre de 2022

OTOÑADA MÁS CALIENTE

 Nunca son malos tiempos para la lírica, pero hay que reconocer que el calentamiento global a este paso se puede acompañar de las peores armas. No importa. Algunos bosques supervivientes de España se tiñen de colores: vuelve el gozo de contemplar lo caducifolio. Pero entreoyendo tambores de guerra.

   Eso no es lo peor. Lo peor es que caigan bombas nucleares tácticas, de las que aprendemos sobre la marcha, que son las más inofensivas dentro de su absoluto horror. Algunos expertos quieren consolarnos. Las nucleares tácticas no son como las bombas de Hiroshima y Nagasaki, sino más pequeñas y sensatas, incluso acotables a, por ejemplo, un perímetro de 4x4 kilómetros. Eso no es nada aunque desde luego allí se desintegraría todo: O dicho con lírica y Bach: se disolverían, aparte de edificios sensibles, los pájaros y los árboles, y las personas -personas humanas por supuesto- que estuviesen aún em ese mismo lugar y a la misma hora de esta extraña galaxia.

 www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com

 

martes, 23 de agosto de 2022

LOS FUEGOS DIGITALES TAMBIÉN QUEMAN

 Los fuegos de España son excesivos, aunque más lo serán los del próximo año si no se pone remedio. Así como a la falta de agua en tantos lugares. La ironía es ver aparecer dólmenes, ya no campanarios, como el de Guadalperal en el embalse cacereño de Valdecañas. Es la viva estampa del retroceso. En otro terreno actual el avance es glorioso. “Pavimentando el camino digital del infierno” titula el periódico “The Defender” para glosar un informe del Centro de Derechos Humanos y Justicia Glocal de la Universidad de Nueva York. Muy en síntesis los sistemas de identificación digital, ya tan imperantes, acarrean violaciones de derechos humanos. Y aunque se trate de herramientas valoradas por el Banco Mundial, los gobiernos de turno, las corporaciones y empresas ad hoc, todo ese arsenal de progreso con sus herramientas, y archivos de datos biométricos y demás de las personas, no conducen sino a una edición -aún tímida pero tozuda- del “Brave New World” , la distopía de Aldous Huxley. Un mundo con los alfas en cabeza y los epsilon en la cola. Pero hoy día los parias de la India también empiezan ser intervenidos por programas como el megaproyecto de identificación digital Adhaar. ¿Por qué no se aplica algo así a fichar a los árboles aún vivos en el planeta? Así se reconocerán sus derechos y a lo mejor algunos sobreviven.

 www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com

 

sábado, 23 de julio de 2022

HOMO SAPIENS Y FUEGO

 Esperemos que a este paso no tengamos que colocar árboles de zinc para repoblar los bosques perdidos. En Yibuti, Cuerno de África, ponen palmeras metálicas para adornar su achicharrada capital. En ese país es donde más calor ha pasado uno, especialmente en el lago Assal, cerca de la Depresión Danakil donde sobreviven los afar con temperaturas de 60º a la sombra. En muchos puntos de aquí andamos por los 40º, y con tendencia al alza. Yuval Noah Harari en uno de sus recientes y exitosos libros pone el dedo en la llaga del Homo Sapiens, el rey del fuego y de todo. Pero si uno ve a los grandes depredador3es, por  ejemplo a los leones, no hay duda de que han alcanzado a su modo un punto de orgullo existencial en la cadena evolutiva. ¿Y el Homo Sapiens, dueño de la Biotecnología  y de la Inteligencia Artificial, y de  todo en general?  Harari cree que sin duda el Sapiens es el rey del mundo, pero no sin rasgos como los de esos dictadores bananeros que compaginan su poder absoluto con una serie de contradicciones anímicas y ansiedades, aparte de su paquete de infamias. Y así nos va porque los mandamases bananeros se reproducen en muchas escalas del gobierno de este mundo, y su uso del poder ya vemos que ni siquiera pone tiritas al cambio climático. Vuelven los grandes fuegos y ni siquiera sirven para asar una pata de cuervo. Es el fuego sin control ni necesidad, como el de los antiguos dioses beodos. O la calamidad, la inevitable, como se dice ahora: el Sapiens no puede con ella.

  www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com

 

viernes, 24 de junio de 2022

HOGUERAS DE JUNIO

 ¿Sigue siendo patria lala tierra quemada? En la Sierra de la Culebra (Zamora) han ardido 30000 hectáreas, un no tan diminuto país ideal, morada de los lobos y las ovejas.  Al mismo tiempo en Gallipienzo y otros pueblos de Navarra se quemaban 10000 hectáreas de monte. Poco antes en la Sierra Bermeja de Málaga caían al menos 3600 hectáreas y …Y el verano sólo anoche entró por su puerta de San Juan. Y con hogueras pasadas a mejor vida, en los sueños. Ahora nos faltan árboles y nos sobran n cenizas. Por eso igual se necesitaría un ejército permanente anti-incendios, no sólo de urgencias como la UME. Bomberos que apagasen los incendios antes de que se produjesen, ese es el secreto de la victoria. Si no, nada. A ver el siguiente mientras el cambio climático pulveriza las estaciones y las tímidas previsiones.

    www.luisancorbo.com

             www.otrospueblos.com

 


sábado, 21 de mayo de 2022

MÁS OLAS DE CALOR

 No hay que extrañarse por no haber llegado aún a Marte. Todo está cantado. Ya a finales del siglo XV se recitaba en España “El romance del prisionero”: “ Que por mayo era por mayo,/cuando hace la calor”. Lo que ocurre es que ahora aquí hace más calor que en Abu Dabi, con ss modestos 25º.  Aquí es: “Cuando canta la calandra/y responde el ruiseñor”. Lo indiscutible es el cambio climático. Y el lento, pero inexorable, acercamiento de nuestra península (“isla energética”) a nuestro continente más originario que es África.

        www.luispancorbo.com

             www.otrospueblos.com